Blogia

delotroladodelmar

TEXTO EN ALEMAN

Del otro lado del mar Del otro lado del mar behandelt den Widerspruch im Menschen zwischen seinen wahren und unverfälschten Wüenschen und den Verlockungen, denen er ausgesetzt ist. Es geht um die Treue zu den eigenen Prinzipien und um das wertvollste: der Kampf und der Versuch, nicht aufzugeben. Del otro lado del mar ist die Bestätigung einer eigenen Poetik, die auf einer bereits seit mehr als zwanzig Jahren bestehenden Erforschungs-methode basiert. Ich beabsichtige, den Zuschauer in einen ungewohnten Raum zu versetzen, um seinen intelektuellen Widerstand zu überwinden und gezielt seine Sinneswahrnehmung anzuregen.  Dieses Vorhaben knüpft an Elemente des Kinos an, indem verschiedene Szenen auf engsten Raum in einem für die Theater-Darstellung absolut unwirklichen und unüblichen Stil aufgebaut werden. Es zeigt eine enge Verbindung zum Tanz, durch die Präzision der Bewegungen und die Möglichkeiten, die der Körper als Mittelpunkt des Geschehens bietet.  Del otro lado del mar … den Geist befreien und der Versuch zu fliegen, als Metapher für Freiheit.Die Verdeutlichung einer Utopie.Das Ritual unserer Ästhetik des Wesentlichen. Omar Pacheco

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Texto en Frances

De l’autre côté de la mer. De l’autre côté de la mer parle de la contradiction qui habite l’homme, entre ses désirs les plus essentiels et les tentations auxquelles il est soumit. L’oeuvre relate  la fidélité des principes de l’homme, et le plus valeureux : sa lutte, sa tentative de ne pas claudiquer.  De l’autre côté de la mer c’est la réaffirmation poétique propre basée sur une méthode d’investigation de plus de vingt ans de vie. Ma proposition, cherche installer le spectateur dans un espace inhabituel, sans définition temporelle, vulnérant sa résistance intellectuelle et visant directement sa perception et ses sens. Cette recherche est en relation avec le cinéma, dans sa valorisation du champs scénique, construisant de multiples espaces en un temps réduit irréel et inhabituel dans un théâtre, ainsi qu’en utilisant  la fragmentation, les changements de lieux et rythmes comme narration. L’œuvre s’approche de la danse par sa partition précise d’actions, dans le développement des possibilités du corps  comme nœud scénique et dans sa décomposition pour son resignifié.     Elle se réfère au théâtre dans son essence de la communication, par sa construction d’éléments de relations et dans certaines formes  narratives. De l autre côté de la mer c’est l’essai de vol comme métaphore de la liberté, la revendication de l’utopie. C’est le rituel de notre esthétique de l’essentiel.                                                                                                 

La Mirada de jaquematepress - Alfred Hopskin

Metáforas bellas e inquietantes insertadas en cuerpos cargadas de partituras de libertad...

20070623175151-otro-lado-2.jpg

    En un sueño una imagen se fusiona con otra sin tener que limitarse a ninguna estructura pre-establecida. Luego, al despertarse, uno intenta unir y poner algún sentido a las secuencias mediante la narración y la lógica del lenguaje. Algo así sucede con el espectáculo  "Del otro lado del mar" de Omar Pacheco.

   Los cuerpos bailan con cada hueso y músculo, hasta con los ojos, entre luz, sombra e incienso, gozando de una libertad bella, excepcional, única. El punto de partida es ritual, ceremonial, expresada a través de un increíble ir y venir de  figuras oníricas que aparecen, disaparecen y se transforman en espacios siempre cambiantes, arriba, abajo, a un costado o casi en las narices de los espectadores, con inquietante velocidad.

     "En esta búsqueda," dice Omar, "se vincula al cine, en su caloración del campo escénico, costruyendo multiplicidad de espacios en tiempos reducidos irreales e inhabituales en el teatro, y en el uso de la fragmentación, el cambio de planos y de ritmos como recursos narrativos."

   

23/06/2007 13:51

22da. Fiesta Nacional del Teatro - La Rioja 2007

22da. Fiesta Nacional del Teatro - La Rioja 2007

 

  

Viernes, 08 de Diciembre de 2006
LA RIOJA

Fiesta Nacional del Teatro

Tres obras representarán a la ciudad de Buenos Aires en la XXII Fiesta Nacional del Teatro que se realizará en La Rioja en 2007, participando además de la programación del Festival Internacional de Buenos Aires que se realizará en septiembre del próximo año. Estas son Los hijos de los hijos, de Inés Saavedra, referida a la vida de los nietos de inmigrantes y a la temática del desarraigo, y en la que actúan Ricardo Merkin, Susana Pampín y Marcelo Xicarts, dirigidos por Saavedra y Damián Dreizik; Un amor de Chajarí, de Alfredo Ramos, cuya acción transcurre en un desértico paraje del Sur, hasta donde viajaron para instalarse en una destartalada estación de servicio los entrerrianos Faustino, Esther y la hermana de ésta, los tres añorando el terruño; interpretan Analía Sánchez, Eugenio Soto, Karina Frau y Gabriela Moyano, conducidos por Ramos; Del otro lado del mar, de Omar Pacheco, alude a un universo de fidelidades y tentaciones con gran despliegue visual.

 

© 2000-2007 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

 

 
Viernes 20 de Abr. de 2007
Año XLIV - Edición Nº 17.986

DIARIO EL INDEPENDIENTE - (LA RIOJA)

El público sigue firme y la calidad retornó a su nivel
La Fiesta Nacional del Teatro, que reúne en La Rioja a más de cuarenta elencos de todo el país, sigue convocando público y es el acontecimiento del momento. También las actividades paralelas concitan la atención, como las muestras fotográficas sobre temas teatrales que pueden visitarse en el Centro Cultural El Pasillo y en la sala de exposiciones de la Agencia de Cultura.
UNA FUNCION ACCIDENTADA

Parecía, en la noche del miércoles, que todo conspiraba en contra de la presentación de la obra de Omar Pacheco “Del otro lado del mar”. Una consola de luces que desaparece misteriosamente en horas de la siesta riojana, el calor insoportable e inusual, el retraso de una hora y media (por la reposición del equipamiento “perdido”).

Cuando la función empezó, todo aquello pasó a segundo plano.

Al trasponer la puerta de la sala El Galpón, el público se interna en un maravilloso periplo onírico, donde las luces, el humo y la música van desvaneciendo la vigilia e invitando al sueño. Cuando empieza la función, la magia del sueño se vuelve realidad.

Nueve actores encarnan un viaje límbico trazado por Pacheco, que vuelca en la obra años y años de investigación, desarrollo y experiencia teatral. Aquí no hay un texto concreto, real: el texto es lo que se ve, lo que generan los actores (con mucho de teatro danza) y lo que interpreta el público.

La puesta es altamente profesional, con un despliegue técnico impecable y una interpretación actoral impactante. La libertad manifestada como el aprendizaje del vuelo; el deseo en todas sus formas, con la desnudez y la seducción como herramientas; el ansia de poder; la destrucción de todos los tabúes que rigen la vida real, diurna, concreta.

Algunas de la metáforas que propone esta excelente e impactante obra de Pacheco, en la que las luces juegan un rol principal (de allí la importancia de la desaparición “misteriosa” de la consola de iluminación). Las otras metáforas las irá descubriendo, o inventando, el espectador, mucho después aún de que haya terminado la función.

 

20070424163019-montaje-6.jpg

Viernes 20 de Abril de 2007 - 16:51 hs.

 
 Teatro - La Rioja
La recta final de la XXII Fiesta Nacional del Teatro que se realiza en esta ciudad, permitió que el público disfrutara de las propuestas del grupo misionero Tempo y del elenco porteño reunido en Teatro Libre.

El grupo Teatro Libre, de la ciudad de Buenos Aires, con la conducción de Omar Pacheco, deslumbró con la puesta de "Del otro lado del mar".
Fiel a una búsqueda que lleva ya 20 años, la estética de Pacheco, con un fuerte impacto visual y un claro lenguaje poético, pone de realce un contenido que habla de la libertad y la reivindicación de la utopía, apelando a la sensibilidad del espectador más allá de lo racional.

  www.territoriodigital.com

Opiniones del Publico

WWW.ALTERNATIVATEATRAL.COM

9 de Marzo de 2007             

La opinión del público

 El público dice sobre Del otro lado del mar

20070529014343-teatro-15.jpeg

 18/09/2006 - 10:09:35 - yaco  Creo no exagerar si digo que ésta es la puesta mas poética y lograda de todos los espectáculos taetrales que he visto en mi vida (que no son pocos).A pesar de haber ido preparado por las críticas que había leido previamente en esta página, igualmente fui captado por el clima y, tal como expresa su director me vi invadido por sensaciones que no excluyeron un ligero temor, mas que nada por no poder preveer lo que iba a suceder.Exelente plasticidad de los intérpretes y potente intensidad en cada escena lograron conmoverme, aún sin estar seguro de haber comprendido el significado del texto, lo que tampoco me preocupó demasiado.Me quedé con ganas de expresarle mi sib¿ncera gratitud a los intérpretes, que no salen a saludar al final, pero pienso compensarlo yendo a verla otra vez.
 
06/09/2006 - 11:09:51 - Mariano Rodriguez Castellanos  ***** EXCELENTE - Realmente una de las mejores obras que presencié en toda mi vida. La bruma, el sonido, los diferentes espacios (y hasta planos) ,las luces y sombras, el fuera de campo; ...toda la obra en su totalidad confabulan para lograr una efectiva atmosfera que transporta al espectador a un limbo metafìsico en el cual ve la lucha del hombre con las tentaciones; logrando conectarnos con nuestros sentimientos mas profundos. mlrodriguez@gmail.com
 
25/09/2005 - 04:09:10 - Jason Newsteed Para los que aun no tuvieron la posibilidad ir, creo que la experiencia no es presenciar un muy buena obra de teatro, sino es smplemente SENTIR "Del otro lado del mar". Es ese momento imprevisto en la vida de uno, donde surge esa sensación de estar viviendo algo completamente nuevo y luego queda en uno de esos recuerdos únicos.Quiero felicitar a todos por el logro que han cumplido, Muy bueno!.  Para Fernando, Liliana y Sergio, creo que ante todo, lo que no debemos aprender es a escuchar y respetarnos entre todos. 16/09/2005 - 10:09:42 - alejo  Antes de dar mi opinión, quiero aclarar que no soy un espectador asiduo de este tipo de obras. Sinceramente cuando llegue al teatro, y una acomodadora dijo un par de palabras, creo un clima que creo que deberia ser el que exista siempre cuando uno entra a ver una función. Todos quedamos en un estado de reflexion, y nos preparamos para lo que vendria. Olor de incienso, y un silencio especial, hasta que se apagaron las luces. Lo que vino después, me parecio una obra que a ni a través del efectismo evidente, ni de los desnudos, ni la impecable organización, la iluminación sublime y la perfecta presentación de los actores, pudo superar su unico, y quizas imperdonable defecto: la ausencia total de contenidos.Toda la obra estuve preparado para sentir algo, y al principio estaba sucediendo, pero el nivel de agresión en un momento es tanto que pierde efectividad. La repetición es metodo, hasta que deja de tener sentido y parece que refleja la falta de ideas de contenido del autor (aunque nunca deja de sorprender a nivel técnico).En ciertos momentos, la obra pierde sentido, y roza lo burdo. Habiendo leído otras opiniones, me dan ganas de verla denuevo, para ver si encuentro algo mas que destrezas tecnicas, o de actuacion... porque yo no encontre una obra que se sustente a si misma.
 
14/09/2005 - 10:09:17 - Sergio  La incomodidad del ser. Ir al teatro es una ceremonia, un rito, donde hay que predisponer el cuerpo y la mente a concurrir a un espectáculo en vivo, sin "dolby sound", butacas reclinables, sin las posibilidades de llevarte un balde de pochoclo y comerlo aparatosamente cual Homero Simpson. Claro también está "Floricienta", que es teatro y podés gritar, comer, berrear, etc. Yo cuando voy a ver a los Stones voy al campo (por dos cuestiones, vivir el espectáculo y por la guita, pero si tuviera la guita igual voy al campo). No es justo criticar un espectáculo por lo incómodo de las butacas.

Porque son lo que hay, yo fuí dos veces y no me incomodaron. Bueno, también viajo en colectivo, en tren, camino y a veces tomo taxi. Si pudiste apreciar las bondades del espectáculo no podés quejarte de la incomodidad de las gradas, porque cuando uno está incómodo," está incomodo " y nada le cae bien. Probablemente para vos Pacheco debería hacer funciones en el Coliseo, por qué no el Sheraton?, estarías cómodo y confortable. Yo no creo en la generación de incomodidad física como un efecto creado a propósito, sí, puede ser una reacción de defensa de la mente- cuerpo ante algo que lo confunde, lo oprime, lo cuestiona. Como cuando te sentis observado y empezás a moverte nervioso y tenés ganas de disparar para cualquier lado, y como no podés no hay postura que te caiga bien. No me parece justo criticar una instalación realizada con esfuerzo y sacrificio de muchos años y además con aceptable estandard de confort para un teatro independiente. Si sos tan puntilloso por la "comodidad" te sugiero asesorarte antes de ir a un lugar a ver teatro. Pero si de un teatro te preocupa la silla, mejor quedate en tu casa y poné canal "A" y lo vas a ver más cómodo. Nadie te obliga a ir adonde no querés o te pusieron un revólver en la espalda para entrar? Ah, me olvidaba, el espectáculo es "EXCELENTE" ojalá pueda acercarme alguna vez a ese nivel en alguna de mis obras.

12/09/2005 - 04:09:18 - LILIANA  ESTO ES PARA FERNANDO. UN ESPECTADOR (INCOMODO). POR LO QUE LEI DE TU OPINION . DE LA OBRA Y DEL LUGAR . ES OVIO QUE NO TENIAS IDEA ,O NO SABIAS A DONDSE HIBAS . ESTE TEATRO TAN ESPECIAL . NO ES PARA TIRARSE EN UNA BUTACA COMODAMENTE .ESO 1º .Y !SI! LOS ACTORES SE MUEVEN CON TOTAL LIBERTAD.ES LA PRIMER CONSIGA DE LAS OBRAS DE OMAR PACHECO.REALMENTE CREO QUE NO VEZ MUCHO TEATRO ,QUE NO SEA EN UNA SALA CONVENCIONAL ESTO ES TEATRO ANTROPOLOGICO. Y ES DIFERENTE EN TODOS LOS ASPECTOS HASTA EL DEL ESPECTADOR . LA IDEA ES CREAR UN CLIMA ESPECIAL . PARA PODER SENTIR LO QUE VES , YO SOY UNA ACTRIZ QUE GUSTA DE ESTE TIPO DE TEATRO.MENOS MAL QUE NO FUISTES A LA CALLE TUCUMAN DONDE ESTABAN ANTES .ES MAS CHICO.UN CONSEJO ANDA OTRA VEZ Y SOLO SENTI LO QUE ESTAS VIENDO . ENTENDE EL MENSAJE Y NO TE PREOCUPES POR LAS GRADAS .SON OBRAS RECONOCIDAS Y PREMIADAS INTERNACIONALMENTE . Y NO VOY A DEJAR DESDE NINGUN PUNTO DE VISTA QUE HABLES ASI .SI QUERES TENES MI MAIL . SARACONOR_T1000@YAHOO.COM.AR. O ANADA OTRA VES Y SENTILO NADA MAS .
 
04/09/2005 - 11:09:35 - Andrea Reymundo  Mi nombre es Andrea, y el sábado 3 de Septiembre fui a ver "Al otro lado del mar" en el teatro "La otra orilla". Sabía que en cuento pisara ese lugar, iba a encontrar lo que estaba buscando (y sé que voy a volver). Los quiero felicitar a todos por la obra y el hermoso lugar que es La Otra Orilla Teatro. Además, desde mi lugar de espectador, les quiero dejar estas palabras que me salieron desde adentro después de haber visto la obra:"Fue tan fuerte y real,fuerte y realque no hay palabras para explicarlo." Gracias por las sensaciones creadas y transmitidas.
 
21/08/2005 - 02:08:32 - Fernando¡AY LOS POBRES CUERPOS DE LOS ESPECTADORES!
El espectáculo tiene momentos de alto vuelo creativo, especialmente desde el manejo de las luces y de los efectos especiales. Los actores ponen todo de sí. Asistimos a una obra signada por la sensorialidad, vemos los cuerpos de los actores que saltan, se retuercen, se elevan, avanzan y retroceden, por momentos casi levitan.
Y al mismo tiempo nosotros, los espectadores, permanecemos inmovilizados en unas gradas minúsculas, amontonados, sin poder apoyar la espalda, cuidando de no pisar el pelo de la espectadora acurrucada delante nuestro. Y como Prometeo, encadenados, no hay vía de fuga, permanecemos juntos, muy juntos en nuestras galeras.
¿Será acaso una nueva estética? Que en el escenario se liberen todos los cuerpos, en tanto nosotros asistimos aportando nuestros cuerpos aprisionados y doloridos? ¿Será la estética de los colectivos en las horas pico? ¿Querrán que experimentemos en nuestros huesos la impotencia del hombre ante la libertad de la aves? Una aclaración acerca de una supuesta preceptiva que cree que el espectador incómodo es un espectador activo: no, no, no es así, por el contrario lo que promueve es una persona que se somete a la actual cultura del maltrato.
 
29/07/2005 - 07:07:37 – LILIANA 
QUE PUEDO DECIR , SOBRE EL TEATRO LIBRE . DEL SR: OMAR PACHECO . VI OTRAS OBRAS Y SIEMPRE ME MUEVE . LA CABEZA . "DEL OTRO LADO DEL MAR" .POR AHORA LA VI DOS VECES, SE QUE VAN A SER MAS .YA QUE ESTE TIPO DE TEATRO NO SE PUEDE VER UNA VEZ SOLA . EL TRABAJO QUE SE AHCE CON EL CUERPO , LAS LUCES Y ESPACIOS ES UN RECONTRFLASH.FERNANDO EL ACTOR PRINCIPÀL HACE UN TRABAJO INCRIEIBLE . IGUAL QUE EL RESTO DEL ELENCO. ESE FINAL DONDE ENCUENTRA LA PLENA LIBERTAD . ME CONMUEVE CADA VEZ QUE LO VEO Y LO RECUERDO . NO ME LO PUEDO BORAR DE MI CABEZA . COMO TODO LO DE PACHECO . OMAR SOS UN CAPO TE ADMIRO MUCHO AL IGUAL QUE A TODO EL GRUPO.LOS QUIERO MUCHO Y ADELANTE !!!BESOS DE LA ADMIRADORA Nº 1 LILIANA BURZI .  
11/05/2005 - 11:05:38 - MirtaVi la obra del Grupo Teatro Libre dirigido por Omar Pacheco.
¿La vi? No. En realidad percibí. Me envolvió y me elevó. Sentí. ¿Qué sentí? Emoción. Palpitaciones. Escalofríos. De nuevo emoción. Circularmente. ¿Cuánto duró? No lo sé. Sólo sé que cuando esperaba por más, se acabó (como todo lo bueno de la vida). Y como el resto del público se ponía de pie y se retiraba, no tuve más remedio que hacer lo mismo.
 
 
07/05/2005 - 06:05:32 - Pedroantes de entrar a la Sala una chica pide que apagemos los celulares porque "intentan" crear algo mistico. Bueno, realmente LOGRARON crear algo mistico! (¿habran acaso pactado algo con el demonio para realizar esta obra??)

Es increible lo que ocurre dentro de la sala, la sucesion de imagenes y escenas. Objetos y personas que aparecen y desaparecen con una elegancia increible.

Increiblemente bien lograda la representacion de los pajaros. Se nota que han estudiado mucho sobre el movimiento de estos animales porque realmente lograron transmitir la sensacion de estar viendo un pajaro. (sospecho que incluso deben haber logrado volar pero que por una cuestino de humildad no lo hicieron delante del publico)

Se me viene un pensamiento que dice algo asi como que las abejas no fueron diseñadas para volar, pero que por suerte ellas no lo saben. Bueno, de la misma forma, me da la sensacion de que esta gente hace cosas imposibles, pero que por suerte ellos lo saben. Por favor, que nadie les avise!!

Lo unico que les falto es un poco mas de fidelidad en la reproduccion de los sonidos graves. Hubiera sido bueno que cuando los sonidos y la musica sonaban fuerte, sonasen tambien unos graves que hagan temblar un poco mas las tripas.

Aun asi, no voy a negar que sobre el final, efectivamente me temblaron las tripas y se me escapo alguna lagrima de emocion...

Destacable tambien la belleza de la acriz principal. Un lujo!
 
02/05/2005 - 05:05:46 – Gustavo 
Indescriptible, Del Otro Lado Del Mar es imprescindible, como te explico con palabras…?

PD: (personal) finalmente no te dio tos, yo me perdí

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Premios Trinidad Guevara - Diario La Nacion

          Lunes, 9 de Octubre de 2006.  Actualizado a las: 13:44   13843 lecturas           Las más leídas ...   
 
 
 
  

  

 

 2006-06-29 00:00:00
Nota correspondiente a la publicación del día Jueves de 29 de Junio de 2006

TEATRO | CUATRO PREMIOS
Omar Pacheco, multipremiado con el "Trinidad Guevara"

Merecedor de cuatro premios en distintas categoría por dos de sus producciones del año pasado: mejor coreografía por "Nativo" y por el espectáculo "Del otro lado del mar" cosechó las distinciones como director, partitura o banda de sonido y diseño de iluminación.
 
   
 
   
 Omar Pacheco recibe una de sus cuatro distinciones.  
  
  
  
 Los reclamos de los teatristas dirigidos a las autoridades del Gobierno de la Ciudad, presentes en la ceremonia, y un marcado reconocimiento a Omar Pacheco, que obtuvo cuatro lauros, fueron las notas distintivas de la entrega de los Premios Trinidad Guevara a la Labor Teatral del 2005, que se realizó en la Sala Casacuberta del Teatro San Martín.
La ceremonia, que se realizó la noche del martes y fue conducida por Ana María Cores y Luis Formento, se inició con media hora de demora a la espera de la presencia de los funcionarios de gobierno que presidieron el acto y se dirigieron al público con palabras encomiosas para quienes con su esfuerzo y su pasión hacen de la cartelera porteña una de las más importantes del mundo, en número y calidad de espectáculos. En ese sentido hablaron el Jefe de Gobierno Jorge Telerman, la Ministra de Cultura, Arquitecta Silvia Fajre, y el diputado Norberto La Porta, Presidente de la Comisión de Cultura y Comunicación Social de la Legislatura. A lo largo del acto fue creciendo la figura del director Omar Pacheco, merecedor de cuatro premios en distintas categoría por dos de sus producciones del año pasado: mejor coreografía por "Nativo" y por el espectáculo "Del otro lado del mar" cosechó las distinciones como director, partitura o banda de sonido y diseño de iluminación. Fue precisamente Pacheco quien al recibir la primera estatuilla se dirigió a las autoridades presentes pidiéndoles que apresuren las disposiciones para que las salas de los grupos independientes puedan continuar la actividad sin sobresaltos ni amenazas de cierre. Nuevos reclamos recibieron los funcionarios de parte de los ganadores de los rubros coreografía y sonido para que los premios puedan ser rentados como lo son los destinados a actriz y actor protagónicos, dirección y trayectoria femenina y masculina, que reciben una remuneración vitalicia. El director Rodolfo Graziano, fue galardonado con el premio a la Producción Teatral Privada, por el "Teatro Casa Azul" y denunció que luego de deambular durante 15 años por distintas locaciones, la sala va a ser demolida, pero con irrenunciable fe espera conseguir otro ámbito para seguir ofreciendo espectáculos con entrada libre con la intención de formar espectadores. Los momentos emotivos estuvieron a cargo esencialmente de dos figuras históricas del teatro argentino: Haydeé Padilla y Fernando Heredia, quienes luego de una vida dedicada a la escena vieron coronada su carrera con el Premio a la Trayectoria Femenina y Masculina, respectivamente. La nómina de artistas distinguidos en los diferentes rubros de la producción 2005 es la siguiente: - TRAYECTORIA FEMENINA: Haydeé Padilla - TRAYECTORIA MASCULINA: Fernando Heredia - ACTUACION PROTAGONICA FEMENINA: Stella Gallazzi ("Los Mansos") - ACTUACION PROTAGONICA MASCULINA: Pepe Soriano ("Visitando al Señor Green"). - DIRECCION: Omar Pacheco ("Del otro lado del mar") - ACTUACION FEMENINA DE REPARTO: Ellen Wolf ("La omisión de la Familia Coleman") - ACTUACION MASCULINA DE REPARTO: Lautaro Perotti ("La omisión de la familia Coleman") - REVELACION FEMENINA: Flavia Pereda ("Houdini") - REVELACION MASCULINA: Andrés Binetti ("Llanto de perro") - AUTOR: Susana Torres Molina ("Ella") - PRODUCCION TEATRAL PRIVADA: Teatro Casa Azul - PARTITURA O BANDA DE SONIDO: Juan Bernabé y Miguel Rausch ("Del otro lado del mar") - COREOGRAFIA: Dabel Zanabria, Fernando "Nehuen" Montivero y Gustavo Zajac ("Nativo") - CREATIVIDAD EN DISEÑO DE VESTUARIO: Jorge Ferrari ("Enrique IV") - CREATIVIDAD ESCENOGRAFICA: Eugenio Zanetti ("Las 20.25...-Los mucamos de Evita-") - DISEÑO DE ILUMINACION: Omar Pacheco ("Del otro lado del mar").
 
 
 
 

Critica Diario ARGENTINISCHES TAGEBLATT

Critica Diario ARGENTINISCHES TAGEBLATT

 

ARGENTINISCHES TAGEBLATT3 Dezember 2006   -       116.Jahrgang Nr.31. “Del Otro Lado del Mar” – ein Theatererlebnis der anderen Art Buenos Aires (AT/SF) – Die etwa einstündige Vorlührung des Stücks “Del Otro Lado del Mar” sprengt jede bislang bekannte Theatererfahruag. Schon in der “Vorhölle”, während man darauf wartet, dass der Saal freigcgeben wird, breitet sich eine seltsame Atmosphare der Erwartung aus. Man betritt dann eine mit einer Art Weihrauch gefüllte, hobe Kathedrale, und vergisst sehr schnell, dass man auf einer Bank einer Bühne gegenüber sitzt.Viclmehr befindet man sich auf gewisse Weise mitten im Raum, oder vielmehr: inmitten einer eher religiösen als theatralischen Erfahrung. Einen Ploteiner Erzählstrang, besitzt “Del otro lado del mar” nicht. Aus dem Nebel erscheinen willkürlich aneinandergereihte Szenen – die sich manchmal wiederholen und so ihre Wirkung verstärken -, deren visuelle Gestaltung so eindrücklich ist, dass sie selbst ein noch so gekonnt montiertes Kinoerlebnis in den Schatten stellen. Die Beziehung Frau-Mann, Unterwerfung und Ekstase, die Verstobung aus dem Paradies, Kampf, Brudermord, Krieg, die Sehnsucht zu fliegen, frei zu sein, werden nicht als erzählte Szenen, sondern als Gefühlswelten, als Beschreibungen menschlicher Ur-Zustände evoziert.“Del otro lado del mar” verbindet auf einzigartige Weise Theater, Tanz, Performance und Videokunst und überschreitet zugleich die Grenzen bekannter Kategorien, um direct die Sinne des Betrachters anzusprechen.  Dieses experimentelle, höchst interessante Theatererlebnis, dessen Idee, Drehbuch und Regie von Ompar Pacheco stamen, kann man nur noch heute um 22 Uhr, und am Dienstang, 6.12., um 20.30 Uhr erleben: im Theater “La Otra Orilla”, Gral.Urquiza 124, Cap.Fed. Tel: 4957-5083.      

 

Entrevista Diario La Nacion

Entrevista Diario La Nacion

 
Espectáculos
Martes 5 de Abril de 2005
  
 
 
 
Fotos 
 
 
 
 
 
 
 
 
El director Omar Pacheco
Foto: Marcelo Omar Gómez
 
 
 
 
Omar Pacheco, director del GTL
Foto: Marcelo Omar Gómez
 
  
Teatro: anticipo

Pacheco volvió a su origen

Se presentará "Del otro lado del mar" en su salaVer "Memoria", "Cinco puertas" o "Cautiverio" podía ser un cimbronazo para cualquier espectador. Cuerpos, imágenes casi cinematográficas, sordidez, un idioma de fonemas y una música dominante eran los componentes de estas piezas que permanecieron en cartel durante muchas temporadas. Esta semiótica donde la imagen es determinante, es producto de la imaginación, la visión y los sueños de Omar Pacheco, uno de los directores más representativos de la escena independiente local. Puso en escena más de veinte obras de diversos autores nacionales y extranjeros y estuvo exiliado en los Estados Unidos y en Brasil durante buena parte del último gobierno militar. Pero a su regreso, en 1982, conformó el Grupo Teatro Libre que hoy continúa y, el viernes, estrenará su último trabajo, "Del otro lado del mar", en La Otra Orilla, la sala que la compañía tiene cerca de la plaza Miserere. Hace dos años, a Pacheco le llegó un ofrecimiento que lo sorprendió. Era del productor Diego Romay, para que dirija nada menos que un musical. En un principio, no le interesó la idea, pero terminó aceptando para ser el artífice de la dirección y puesta en escena de "Tanguera", su primer paso en el teatro comercial y un éxito en distintas partes del mundo. La historia siguió con "Nativo", actualmente en cartel, y se encontró en un mundo de teatro de taquilla que no estaba acostumbrado a frecuentar. De todos modos, mantuvo su fidelidad al teatro "libre" y a sus convicciones. -¿Te lo cuestionaste mucho cuando Diego Romay te llamó? -Sí. Tardé muchísimo en tomar la decisión. Pero era su primera producción y, cuando lo conocí bien, me pareció interesante asumir el riesgo, con todo lo que implicaba. Además, Diego me permitía ir blanqueando la paleta de mis colores. Pensé que no iba a encontrar gente valiosa como Valeria Ambrosio, Ariel Del Mastro o Gerardo Gardelín. –Se creó una suerte de nuevo lenguaje en el musical con “Tanguera” y “Nativo”... –Me gustaría mucho que pudiera ser reconocido así. Una vez, el periodista Jorge Dubatti me dijo: “Si no lo hacés vos, lo va a hacer otro de manera vulgar. Lo importante es que estés en esos lugares”. Y tuve muchas crisis, pero las personas que nombré me impulsaban. –¿Dónde está tu límite no previsible en la avenida Corrientes? –En que le digo que no, por semana, a por lo menos una comedia musical. El límite está entre lo absurdo, lo burdo, lo vulgar. Por ejemplo, no sé si alguna gente de mi grupo ha entendido que haya trabajado en estos musicales. Esperaría que sí, porque lo primero que hice fue decir que iba a hacer la experiencia. –¿Ahí hubo una crisis en el grupo? –Presumo que sí. No sé por dónde pasó, pero presiento que hubo una grieta de la que nunca se habló claramente. –¿Hubo muchos cambios en tu grupo? –Ahora tiene un cambio importante, luego de 22 años. No somos tantos como antes, pero estamos convencidos de una misma manera. Hubo momentos muy duros que siento con mucho dolor, pero seguimos adelante trabajando con nuestras convicciones. –¿Compartís a tus actores con otros grupos? –Tienen toda la libertad del mundo. Hubo una etapa muy cerrada donde casi no había conexión con el exterior y ése era un requisito ineludible. Pero después me di cuenta de que no nos servía. Es enriquecedor que prueben otras cosas y que el acuerdo sea seguir trabajando juntos, sin que sea algo hermético. Un nuevo trabajo Luego del estreno de “Del otro lado del mar”, obra con la que está trabajando desde hace un año, en junio se irá con parte de su grupo a Italia, para una régie. Luego, montará “Larvas”, en Sevilla, con el grupo de Ricardo Iniesta Atalaya; y hará una régie en una iglesia abandonada del sur de España, con 80 personas en escena. –¿El propósito didáctico de tus piezas es una finalidad? –La trilogía (“Memoria”, “Cinco puertas” y “Cautiverio”) fue como una sensación de exorcizar algo ligado a lo político, a mi vida, a mi historia, a mi hija que vive en los Estados Unidos y a mi fuga de acá. Me fui en el 77 porque me rompieron tres veces mi casa y las amenazas ya eran muy concretas. Me empecé a enterar de que mis mejores amigos ya no estaban más... Fueron años muy duros y difíciles. Creo en una ceremonia, una suerte de ritual, donde la gente puede ser modificada físicamente. No tengo ninguna verdad revelada para plantear a los demás. Pero tengo una propuesta metodológica y técnica totalmente clara que puedo discutir con cualquiera. Puedo mostrar a un actor en cualquier lugar que es distinto, por su fe creadora, por su convicción y por su entrenamiento. Pero, aunque esta trilogía era una ofrenda a mis amigos desaparecidos, ya me liberé de eso y ahora mi trabajo tiene que ver con mis sueños, con sentir que soy ese hombre que quiere volar. –Vos trabajás mucho en la representación del inconsciente. –Es que creo que ahí es la cosa, básicamente. Las mejores y las peores cosas aparecen cuando uno no puede justificarse. Yo creo desde un estado de ensoñación, cuando aparecen imágenes y estoy durmiendo. Es un material que no me saldría desde el punto de vista creativo por el esfuerzo intelectual. El punto es cómo llevar eso a escena para que no se convierta en naturalista, en material y vulgar. Tiene que ver con la técnica adquirida del actor y con la construcción del espacio físico. Cualquier texto en español vulgariza la construcción de la secuencia dramática. El conflicto necesita música, entonces trabajo los fonemas. Me nutro de mis sueños y cuando tardo tanto en una producción es porque no se está gestando nada. –Por lo visto en tus obras, también tenés pesadillas... –Absolutamente. De aquellas... A lo mejor estoy pirado, pero en mí hay una coherencia tremenda de vida, que no me permite en la racionalidad entrar en estos niveles de inmaterialidad, de campo onírico. Esta es un espectáculo de una alta calidad estética, pero de muy bajo costo. –¿Qué contás en este espectáculo? –Yo tuve una historia religiosa muy particular. Soy ex alumno y monaguillo del San Antonio. De chico viví todas esas señales y signos que construyen una fantasía patética para un chico, que se mete en una iglesia, con estatuas encerradas, olor a azufre y una persona en un confesionario que te dice que tenés muchas culpas. Hay mucho de clerical en esta obra, que tiene que ver con una sensación de claudicación. Es una lucha de opuestos constante y dos personajes, que en realidad son el mismo, frente a un cáliz. Por Pablo Gorlero
De la Redacción de LA NACION
 
http://www.lanacion.com.ar/entretenimientos/nota.asp?nota_id=693261
LA NACION | 05.04.2005 | Página 1 | Espectáculos
 
 
 
Copyright 2005 SA LA NACION | Todos los derechos reservados
 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres